Remedios Naturales para la tos.

Tos

Remedios Naturales para la tos.

La tos es uno de los síntomas de una afección que causa muchas molestias. Se ha demostrado que esto expulsa los irritantes del cuerpo y puede tratarse en casa sin problemas; Sin embargo, la causa siempre debe determinarse para eliminarla por completo.

Algunos remedios naturales para el tratamiento seguro de la tos son:

Miel

Según una serie de estudios, la miel calma la tos. Medical News Today encontró que la investigación comparó los efectos de la miel oscura, el dextrometorfano (un medicamento para la tos) y el no tratamiento en la tos somnolienta de los niños.

Aunque los beneficios de la droga eran superiores a la miel, los padres dijeron que esta última era más favorable.

Para usarlo, simplemente agregue dos cucharadas de miel al té de su elección. Tómelo una o dos veces al día y no lo dé a niños menores de un año de edad.

Piña

La bromelina que se encuentra en la piña tiene propiedades antiinflamatorias y mucolíticas que reducen el moco y ayudan a erradicarlo.

Si está tomando anticoagulantes o antibióticos, no debe tomar bromelina.

Esta enzima, que se encuentra en abundancia en el corazón de esta fruta, se puede consumir diariamente en jugo de piña o suplementos de bromelina, que debe consultar a un médico antes de tomarlos.

Jengibre

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, el jengibre puede ser ideal para controlar la tos seca o asmática, ya que alivia las membranas de las vías respiratorias y reduce la tos.

Para ingerir, agregue jengibre fresco en un vaso de agua caliente. Dejar reposar y consumir caliente. Puede agregar miel o limón para mejorar sus efectos. Tenga en cuenta que a veces esta bebida puede causar acidez.

Hidratación

Mantenerse hidratado es extremadamente importante para superar los síntomas del resfriado común.

Beba líquidos a temperatura ambiente para calmar la tos, los estornudos y las secreciones.

Las bebidas calientes pueden ser más útiles si tiene dolor de garganta o escalofríos. Los tés calientes, el agua y las sopas ligeras son algunas de las fuentes de líquidos vigorizantes.

Hacer gárgaras

Hacer gárgaras con agua salada es quizás el consejo más común de los abuelos al toser. Este remedio casero es uno de los más efectivos para aliviar la garganta y la tos con flema porque el agua salada reduce la mucosidad que lo causa.

Mezcle media cucharadita de sal en una taza con agua caliente hasta que se disuelva por completo. Dejar enfriar y tomar un sorbo. Deje que la preparación repose profundamente en su garganta durante unos segundos antes de escupir agua.

Repita varias veces al día hasta que note una mejora.

El tomillo y el vapor de agua son otros remedios que pueden reducir la tos.